Taller de narraciones audiovisuales

Relatos líquidos, seres azules

martha | 29 Mayo, 2013 18:08 | del.icio.us latafanera.cat meneame.net facebook.com politi.cat google.com twitter.com technorati.com

Pregúntale al mar quién/qué es la tierra, antes de que en esta parte del planeta estalle el verano de sol y playa y quiera borrar todos los interrogantes.
Mañana es junio. En los parques acuáticos las señoras de la limpieza llevan sus cubos de aquí para allá, como niñas castigadas sin jugar. Hace semanas que mujeres de piernas hinchadas suben a los autobúses municipales al amanecer para poner cientos de habitaciones a punto. Sé que llega el tiempo de las horas lentas en las que las preguntas se pegan al paladar y no se van porque el año pasado habité en el envés del agua; encaramada a un barco de madera (Brancaleón), contemplé durante cuatro meses cómo se oxida la tierra. Por eso estoy aquí, ahora, con los pies en el agua, inmersa en un nuevo viaje.
 
 
Este viaje parte de un lugar incierto del Pico Tres Mares (Cantabria), donde nacen cientos de hilos azules que se enhebran hasta convertirse en Ebro. Allí comienza también el diario que escribí hace 13 años, cuando me asomé por primera vez al río para preguntarle quién era. He decidido regresar a ese lugar, el real y escrito, para recordar lo que los ríos cuentan.
Hay cosas que cambian (la mujer que fuí acompañó al río hasta el mar, a solas, a pie, y ahora lo hago en una vieja autocaravana, en compañía), sin embargo puedo demostrar que existe lo constante. Cuando leas esta crónica llevaré 18 días pegada al Ebro. Me asomo cada mañana a él y al relato y voy de lo que ví a lo que veo y de lo que leo a lo que escribo... Así voy compartiendo sus consejos en PuroCine (pg en Facebook), uno por día, como quien llueve: para dejar constancia y empapar a quien se deje y bailar desnud@s bajo esta lluvia.
Puedes leer aquel relato de corrido, al fin y al cabo ya está escrito. Aquel viaje tiene un nombre: "Una alcoba en la que duerma el río" . Sin embargo te propongo que lo hagas día a día, que vayas de lo que fue, que te asomes a nuestro Facebook y luego leas el relato de la jornada. Sabrás qué cuentan los ríos, descubrirás uno a uno sus consejos.
Comprobarás, por ejemplo, que regresar no es volver atrás, pues es cierto que nadie puede beber dos veces el mismo vino, como tampoco es posible volver al principio (aunque es verdad que los nombres de los pueblos están en el mismo sitio y que el norte sigue siendo el norte y el Mediterráneo, el mar), que regresar es volver a lo constante. De eso es de lo que hablan los ríos: de que no hay atrás, ni principio, ni final, que es posible volver a amar a un antiguo amor por aquello en lo que se ha convertido, por lo que ha perdido por el camino, porque sus ojos son capaces de recordarte quién eres, una y otra vez, porque es posible sentir que todo cambia y al mismo tiempo todo permanece. 
Te propongo este verano volver turulatos los relojes, despertar dentro del sueño y formar parte de la segunda parte de un viaje que da un vuelco dentro de 25 días. Entonces, en el mes que vendrá, la mujer que fui, la del relato, desembocará junto el Ebro en el mar después de 43 jornadas caminando... y allí la estaré esperando, al otro lado, a bordo de un barco solar. 
A partir de ese día comenzaré un nuevo relato, cuyas crónicas podréis leer en Internet. Se titulará: "Donde el sol nos lleve" y comenzará en este blog. 
Personalmente, cumpliré aquello que apenas vislumbré en el delta del Ebro hace 13 años, que los ríos son circulares, que somos seres azules que transcurren por caminos líquidos.
 

Comentarios

belleza liquida

Ana :D | 04/06/2013, 01:22

eres tu, mar...
tha!
ya ta'!
q me tienes engancha'
a tu caminar
de entonces y de hoy...
gracias por compartir
tu belleza
y la q tus ojos ven y tu corazon siente
...te seguimos...
mar! ...tha'

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb